Tomamos un aperitivo?

Pocas tradiciones gastronómicas son tan aplaudidas como la de quedar para tomar un aperitivo.

Tanto quedar en bares y locales de nueva factura, cómo ofrecerles a tus amigos en casa, siempre es una buena costumbre que ofrece sabor y buen rollo a la vez.

Tanto si somos seguidores de las tendencias foodies o amantes de las tradiciones gastronómicas, practicar la sana costumbre de tomar el vermut nos proporcionará momentos de placer y además nos hará sentir cool, pues esta afición tan nuestra se ha vuelto a poner de moda. Y no sólo aquí sino en las ciudades más cosmopolitas del planeta, como Londres o Nueva York. 

Es verdad, la cultura del vermut, ese preámbulo de la comida que se asocia a momentos distendidos con la familia y los amigos, preferiblemente al aire libre, simplemente ha evolucionado al compás de los tiempos.

El vermut, licor que ha dado nombre a una costumbre gastronómica, es un vino aromatizado con hierbas elaborado a base de vino -blanco o tinto-, un toque de ajenjo y otras especias amargas y tónicas. Existen cientos de posibles combinaciones y precisamente es en la mezcla adecuada de botánicos (raíces, plantas, flores y especias) donde radica la calidad de un buen vermut y su secreto. Cada productor desarrolla y guarda con celo su propia fórmula que pasa de generación en generación.

VERMUT PREMIUM SISET

Desde 1946 la familia Mascaró se ha preocupado de controlar la calidad de sus productos a lo largo de todo el proceso de elaboración, desde el viñedo hasta el embotellado.

Trabajan con pasión para ofrecer al consumidor y al público especializado (sumilleres, barmans, profesionales de la coctelería, etc.) productos únicos y sorprendentes.

 En esta ocasión nos presentan un vermut premium.  El vino que utilizan para elaborar este vermut es de la variedad parellada y procede de su finca Mas Miquel, antiguamente propiedad de los monjes del vecino  Monasterio Cisterciense de Santes Creus (Tarragona).

Para la elaboración de este vermut han utilizado holandas (aguardiente destilado de vinos puros, con graduación máxima de 65 grados) de variedad Ugni Blanc envejecidas en las soleras de Narciso Mascaró, fundador de Mascaró, y que era conocido familiarmente como “Siset”.

El gusto amargo y el aroma característicos del vermut los aporta un conjunto de botánicos entre los que encontramos el Ajenjo, del género Artemisa, el enebro y la naranja, entre otros.

Para disfrutarlo en las mejores condiciones se recomienda una temperatura de servicio de entre 8 y 10°C o con hielo.

NOTA DE CATA

 Brillante y nítido de color caoba con reflejos anaranjados. En nariz presenta notas de hierbas aromáticas, regaliz y un ligero toque balsámico. Buena intensidad en boca con un excelente equilibrio entre acidez y amargor. Con un punto dulce de entrada, ligero toque amargo y elegante final.  Intenso, largo y fresco gracias a los toques cítricos. 

Puede obtenerlo cómodamente en nuestra tienda online y recibirlo directamente en su casa o negocio.

Artículos relacionados (por etiqueta)